¿ Por qué Bitcoin ?

Bitácora de contenido formativo. Se compara Bitcoin con el dinero Fiat. Se resalta el valor presente y futuro de Bitcoin como dinero duro.
Reflexiones sobre el dinero Fiat y Bitcoin. Esperamos que también tu hagas tus propias reflexiones y tomes tus decisiones. 

Con la oportunidad que me brinda esta bitácora, daremos respuesta a esta pregunta y cómo hemos llegado hasta aquí.

La curiosidad y el plantearme todo lo que intuitivamente me resultaba fuera de lo normal, me hace cuestionar por qué le damos valor al dinero impreso en papel. Evidentemente algo debemos intercambiar por productos, servicios o trabajos realizados; pero ¿ por qué la diferencia entre un billete de 10 euros y uno de 500 euros?. Su coste de producción será probablemente casi idéntico, el papel es prácticamente el mismo cambiando un poco su tamaño y color, y sin embargo, necesitamos 50 billetes de 10 euros para alcanzar el valor de 1 solo billete de 500.

Lo aceptamos con total naturalidad y la confianza en el dinero fiduciario es total, aunque no lo veo muy distinto al dinero del juego del Monopoly.

En fin, vivimos en una sociedad centralizada donde confiamos en que esos billetes son válidos por ser emitidos por Bancos Centrales o, en el caso del dólar, por la Reserva Federal, cuya política monetaria se basa en proteger a la economía subiendo o bajando tipos de interés y dándole a la impresora para fabricar más billetes.

Proteger la economía” no es sinónimo de proteger a ciudadanos trabajadores y ahorradores, que, al fin y al cabo, somos los que pagamos el derroche del gasto público, de gobiernos y entes públicos, en ocasiones gestionados pésimamente, y con la sensación de que el dinero no es de nadie o gratis, aumentado irresponsablemente una deuda que será heredada por los futuros contribuyentes.

A todo esto, tenemos asumido que todo con el tiempo se encarece, los precios aumentan (café, alimentos básicos, tickets de transporte urbano, vivienda…) y los sueldos suben marginalmente. Hace 30 años en las familias solo trabajaba uno, y se tenían más de 3 hijos; y a día de hoy en una pareja joven, trabajan los dos y muchas parejas se plantean si tener hijos o no.

¿Qué está pasando? ¿Algún día volveremos a ser como hace 30 o 40 años?

No hay que ser licenciado en economía para plantearse estas cuestiones y ser consciente de que el dinero real (billetes, cash) que conocemos a día de hoy parece destinado a desaparecer y ser sustituido por otro sistema digital más moderno.

Pero seguiremos teniendo el mismo problema: Será dinero digital centralizado, las políticas monetarias seguirán en manos de gobiernos y bancos centrales y deberemos volver a confiar en ellos.

¿Y cómo hago yo para sacar mi dinero, (producto de mi esfuerzo/tiempo) de las políticas monetarias que sufrimos? Sí, sí o sí, solo puedo usar el dinero de curso legal impuesto por el gobierno de mi país. Cuando se pasó de la peseta al euro, no tuvimos elección, para bien o para mal y , de un día para otro, fuimos obligados a usar el euro.

Existen los valores refugios, metales preciosos como el Oro, Plata… La vivienda históricamente ha funcionado bien como reserva de valor; los títulos de acciones de empresas cotizadas en bolsas de valores, pese a los riesgos que conllevan estas inversiones, a largo plazo han dado buenos resultados.

Pero los metales preciosos están en bóvedas donde no podemos acceder y debemos confiar en que los datos de existencias en custodia son ciertos.

La vivienda, no deja de estar regulada por leyes estatales y municipales.

Y la bolsa de valores igualmente debes confiar en que el broker que te ofrece los servicios de compra y venta de acciones, esté realizando las operaciones que le ordenas, y que no usen la información de tus compras y la del resto de usuarios, para manipular el mercado e ir en tu contra.

Y llega Bitcoin, que definiré en pocas palabras:

  • De libre uso y acceso, sin limitación de territorios, 24 horas todos los días del año.

  • Descentralizado, no tiene dueño que gobierne o decida sobre el protocolo, sin intermediarios, persona a persona.

  • Verificable, y trazable en el tiempo, a la vista de todos.

  • Resistente a censura, no se puede confiscar.

  • Pseudónimo.

  • Escaso, limitado a 21 millones de bitcoins.

A simple vista parece demasiado atrevido confiar en una tecnología que es poco conocida y que los medios de comunicación en cuanto pueden la desprestigian, tratando poco menos como terroristas a los que nos refugiamos en ella de la inflación, o simplemente trasladamos valor en pocos minutos, sin limitaciones horarias, sin intermediarios.

Por último, bitcoin es una moneda para todos, pero no todos somos para bitcoin, pues se requiere responsabilidad. Cada persona debe custodiar sus propias criptomonedas, debe guardarlas correctamente en billeteras/wallets que pueda controlar y, lo más importante, debe guardar y proteger las palabras o “semillas” que respaldan su cartera y le darán acceso a sus fondos en cualquier parte del mundo. Aquí no hay terceros. Tu eres tu propio banco. ¿Te parece poco?.

Recuerda. Tendremos una cita contigo en esta bitácora cada semana. Esperamos que el tema que hemos comentado suscite tu interés y tu deseo de seguir profundizando en el mundo de las criptomonedas. Haznos llegar tus sugerencias, críticas y comentarios. Gracias.

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad